domingo, 6 de diciembre de 2009

Algún día


"Para ser exitoso en este negocio, necesitas tener un corazón que ame a las personas"

Realmente esto no solo es aplicable para los que deseamos dedicarnos al entretenimiento sino a todas las profesiones en las que se tiene contacto directo con personas.

A mi a pesar de que no me agrada mucho la medicina, siempre que atiendo a un paciente lo hago con gusto, con una sonrisa en la cara aunque me sienta muy cansado. Hay veces en las que no quiero nada pero al requerirse de mi apoyo para el beneficio de otra persona hago a un lado la flojera, me lleno de optimismo, pienso en el bien que le haré a ese paciente y mi cuerpo vuelve a tomar fuerzas para hacer el bien.

Yo cada vez me doy cuenta que me encanta ayudar a las pesonas, seguramente en un fututo talvez ya no lo haga a través de la medicina pero si con mis canciones o historias. Cuando llegue ese día seré la perona más agradecida a todo aquel que me escuche o lea n_n

3 comentarios:

Gabriel Cruz dijo...

Muy de acuerdo Ernesto, si va uno con el corazón todo hecho amargura no se llega a ninguna parte. Eso y que además hay que hacer las cosas entregando el corazón en ellas :)

Jaime Rivera dijo...

¿Has visto el programa del Dr. House? Me imagino que lo has de odiar.

Ernesto Moré dijo...

Tienes razón Gabriel, además uno debe de tratar a las demás personas como nos gustaría que a nosotros nos trataran :)
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::
He oido hablar del Dr House pero como muy rara vez veo la tv no he tenido oportunidad de ver la serie, y bueno a mi la verdad no me gustan mucho las series ni las novelas jejeje