miércoles, 23 de septiembre de 2009

TT_TT

Desde hace varios días me hice amigo de un paciente viejito porque siempre iba a hacerle las curaciones de la herida de su operación, también por que yo era siempre el que lo bajaba a que le hicieran sus estudios.

Mi amigo viejito siempre pedía a las enfermeras que yo lo fuera a curar y siempre se ponía a platicar conmigo, su caracter era como el de un niño

Pero hoy... se puso muy mal...me dolió verlo así...casi perdio el conocimiento pero aun reconocia mi voz, entonces... me dieron muchas ganas de llorar pero me aguanté y lo acompañé hasta terapia intensiva

Pero mi amigo, no pasará la noche

No puedo creer como de un momento a otro las personas pueden morir

Hoy antes de dormir le voy a pedir a Dios que lo cuide mucho

3 comentarios:

Jaime Rivera dijo...

Ay, me llenó de un no sé qué, leer tu post. Ojalá que sí amanezca mañana tu amigo, y que dure vivito y coleando bastante tiempo más.

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Esa es una de las cosas por las cuales ser Médico es duro, tener que ver de frente cómo las personas se marchan de un día para otro, así nada más...

Ernesto Moré dijo...

Hola jaime, primero antes que nada bienvenido a mi blog, espero tenerte máws seguido por aca!! gracias por tus buenos deseos para mi amigo viejito
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::
La verdad es que he visto morir a muchos pacientes en estos 3 meses que llevo de interno pero solo dos han sido capaces de casi hacerme llorar, creo que fue porque convivía con ellos y eran buenas personas y por que me kerian TT_TT