sábado, 28 de febrero de 2009

Traffic lights

Ayer, en la noche, mientras el coche se encontraba estacionado, comencé a ver las luces del semáforo cambiar de color una y otra vez mientras regresaba el chofer, iluminaban los asientos y también mi rostro. Al volver mi mirada de nuevo, miré a una pareja que caminaban muy felices de la mano, las luces continuaban cambiando de color, y volví a ver hacia el semáforo.

Sin saber porque recordé la primera vez que me enamoré mientras mis ojos se perdían en el verde, amarillo y rojo. No ha pasado mucho tiempo pero no he vuelto a sentir algo parecido desde esa vez, ojalá el primer amor no sea como dicen los adultos, de que ya nunca se puede olvidar y que solo una vez se puede experimentar


La puerta del coche se abrió, y volví a la realidad, tomé mi café latte, le dí un sorbo y sonreí para mí mismo mientras el carro arrancaba hacia mi escuela de música


Llegué, suspiré hondo antes de entrar y me llené de alegría y energías para cantar porque la aventura de mi vida aún dará inicio.


Ernesto Moré

2 comentarios:

Dr JJ Estrada dijo...

Es el amor, no hay duda.
se puede comentar más fácil asi, gracias.

Saludos y ánimo.

Ernesto Moré dijo...

Que bueno k ya no tengas problemas con eso de los blokeos, me copié el formato para comentar de tu blog, está cool verdad? Soy bien copión ^^